viernes, 8 de mayo de 2015

LA REVOLUCIÓN MOOC


No es ciencia ficción sino una realidad al alcance de dos click´s de ratón o un par de toques de tablet. Actualmente se puede seguir un curso a través de internet en cualquier universidad americana de prestigio, e incluso inscribirse y obtener un diploma. Y también se puede acceder a formación en los ámbitos más vanguardistas de las nuevas tecnologías en español. 
La irrupción en la red de las plataformas MOOC constituye una verdadera revolución en el acceso a la formación. 
El acrónimo MOOC corresponde a los términos en inglés  Masive Open On Line Course, que se traduce al español como curso masivo abierto en la red. 
Las plataformas de acceso a estos cursos proliferan constantemente, incrementando día a día una oferta variadísima que crece a ritmo vertiginoso. Si se dispone de un nivel alto de inglés, las posibilidades de adquirir cualquier tipo de formación a través de este medio son prácticamente ILIMITADAS.

Si optamos por la formación en español,hoy por hoy, la oferta es aún algo limitada.  No obstante en plataformas como miriadax.net o  unimooc.com podemos encontrar cursos sobre marketing digital o herramientas para emprender.
Si nos manejamos en un nivel de inglés alto, plataformas como coursera.org o edx.org nos ofrecen una amplia variedad de cursos organizados por  universidades como Harvard, Stanford, o el propio MIT, buena parte de ellos totalmente gratuitos.

Sin embargo, estamos presenciando una fase inicial del fenómeno. En pocos años, los grados On Line constituirán una fórmula habitual de cursar una carrera universitaria. Las universidades más prestigiosas del planeta se están colocando en la línea de salida  para liderar este proceso. Se trata de un panorama absolutamente innovador que introduce un factor competitivo  de carácter GLOBAL entre las universidades; el estudiante podrá elegir en qué universidad del planeta quiere cursar sus estudios.Esto supone condenar a la insignificancia, a medio plazo,  en forma de pérdida gradual de alumnado y de recursos, a aquellas instituciones universitarias que no se sumen a este proceso imparable, poniendo a disposición de este mercado creciente una oferta formativa a la altura de la de la competencia.


Sin la menor duda, la educación en línea es el futuro.


No hay comentarios:

Publicar un comentario