viernes, 21 de octubre de 2016

DE LA MANUFACTURA A LA MENTEFACTURA


En la actualidad, las economías más prósperas, las empresas más exitosas  y  los puestos de trabajo mejor pagados guardan una estrecha relación con dos ideas simples y complejas a la vez: AÑADIR VALOR E INNOVAR.
La manufactura ha dejado de tener valor; la globalización económica y, con ella, los procesos de manufacturado,  se  deslocalizan hacia países con costes laborales más bajos
En el proceso de producción y distribución de una taza de café que se sirve en un establecimiento de  Starbucks, tan sólo el 3% del precio que paga el cliente se destina a quien cultiva y recoge el café. 

El 97 % restante se distribuye entre  los equipos de marketing, branding , distribuidores , etc; esas son las actividades que realmente AÑADEN VALOR a la materia prima y a la mano de obra. Actividades que se realizan con LA MENTE, no con LAS MANOS. Actividades que forman parte de lo que se denomina la ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO. El reto es vincular a los países a las fases de los procesos productivos que realmente crean valor.


La robotización y la automatización de multitud de procesos y actividades que hoy se realizan con el esfuerzo físico y con las manos de millones de trabajadores, puede acentuar aún más el "gap"  entre el valor del trabajo manual y el que se realiza con la mente.
La economía del conocimiento es la que se basa en la "mentefactura"; en lo que se hace con la mente, no con las manos. 


Google es la empresa con mayor valor en la bolsa y no "fabrica" NADA.
Crear valor es idear, diseñar, concebir, inventar, innovar, imaginar. La innovación es el verdadero motor del crecimiento económico en el mundo que viene.
En pocos años, las economías más prósperas serán las que mejor se adapten  a esta "ola innovadora"; aquellas en cuya estructura económica se registre una mayor presencia de sectores con mayor potencial de innovación y valor añadido; robótica, nanotecnología, realidad virtual, impresión 3D, servicios sofisticados, vinculados a los últimos avances en TTIC, marcas punteras en el sector textil.... 

Los países que no sean capaces de posicionarse en puestos de cabeza de la vanguardia de la innovación, se verán relegados a la irrelevancia y a la pobreza.

En el siguiente vídeo, el periodista  argentino Andrés Oppenheimer nos explica este proceso con suma claridad.

https://www.youtube.com/watch?v=CQhBaVFv-xI


No hay comentarios:

Publicar un comentario