martes, 17 de noviembre de 2015

Lo que cuenta es SABER HACER.


Resultado de imagen de curriculum vitaeCuantos más cursos, mejor.
La tendencia a acumular cursos de toda especie y condición, como llave para el acceso al mercado de trabajo, es una de esas "verdades a medias" que se han instalado como axioma indiscutible entre los muchos que buscan un puesto de trabajo en nuestro país.
A ello ha contribuido, sin duda, la avidez con la que no pocos organismos públicos y privados se aprestan a captar una porción de la tarta de las subvenciones destinadas a estos fines, buena parte de las cuales se conceden sin valorar  si las acciones formativas que van a financiar estos fondos responden a las necesidades reales del mercado de trabajo.

Todo currículo que se precie debe contener una nutrida relación de "cursos y cursillos", a veces de lo más diverso, dando muestras inequívocas de las inquietudes del candidato por formarse "para lo que haga falta". En ocasiones la imagen que se transmite  con tal diversidad de acciones formativas es la de un perfil profesional totalmente disperso en el que se entremezclan aspectos que no guardan la menor relación entre sí. 
Se trata de un error.
El punto de vista de las empresas es bien distinto. Lo que cuenta en la empresa es SABER HACER ALGO; salvo en lo que concierne a los idiomas o a determinada  formación muy específica (programas informáticos concretos, lenguajes de programación..) la lista de cursos realizados pasa a un segundo término a la hora de tomar la decisión de contratar a quien haya de ocupar un determinado puesto de trabajo a cubrir.

  De lo dicho debe deducirse que la prioridad de cualquiera que aspire a insertarse en el mercado de trabajo, habrá de ser siempre la de aprender a hacer algo relacionado con un perfil profesional concreto, que puede tener que ver o no con su background (origen, acervo, trayectoria) académico inicial. Con la prevención necesaria ante posibles abusos, unas prácticas con cometidos específicos acreditables, una estancia formativa en una empresa o un periodo como becario son siempre preferibles a cualesquiera acciones de formación dispersas, no relacionadas con un perfil muy concreto y de calidad constatada.. 



Resultado de imagen de savoir faireEn definitiva, quien concurre a una selección de personal, debe tener una buena respuesta para la que  puede ser una de las preguntas clave en una selección de personal; ¿Qué sabes hacer?.

No hay comentarios:

Publicar un comentario